Se establece de forma personalizada las pautas dietéticas  más adecuadas a las necesidades y objetivos del paciente,  ya sean de pérdida o control del peso,  así como  la mejoría en la composición corporal, cuidado de la  salud,  incrementar  el rendimiento deportivo, adecuación de la dieta en situaciones particulares, como embarazo, lactancia, menopausia, pacientes con prolongados horarios de trabajo, etc.

Se hace una valoración inicial con la más alta tecnología para analizar la composición corporal. Mediante bioimpedancía eléctrica , obtenemos resultados como porcentaje de grasa,  masa libre de grasa  y agua corporal tanto en peso  como  porcentaje de IMC. ( índice de masa corporal).